¿Qué biblioteca no tiene el “Casares”? Cincuenta años de la muerte de Julio Casares (1877-1964)

Julio Casares. Foto del archivo familiar

Julio Casares. Foto del archivo familiar

No queremos que termine el mes de julio sin dedicar una entrada a un autor polifacético considerado uno de los principales lexicógrafos españoles del siglo XX. Julio Casares murió hace cincuenta años, tras haber dedicado veinticinco años de su vida al “Diccionario ideológico de la lengua española”, una obra imprescindible para escritores, periodistas y traductores.  Publicado por primera vez en 1942 por la editorial Gustavo Gili y revisado y ampliado en 1959, “El Casares”, como se le conoce popularmente, se reimprimió durante años. La última edición la publicó en 2013 la editorial Gredos con motivo de este aniversario.

Casares formó parte de esa generación de españoles conocida como la “Edad de Plata” de la cultura española, que integra a una generación de eruditos e investigadores cuyo legado histórico, científico, cultural y político fueron fundamentales en la historia de España del siglo XX. Para demostrarlo, ahí están sus múltiples publicaciones, una selección de las cuales podéis encontrarlas en los fondos de la Biblioteca de Educación:

Introducción a la lexicografía moderna. Madrid : Instituto Miguel de Cervantes, 1950

Crítica efímera : índice de lecturas : Galdós, Palacio Valdés, Unamuno, Blasco Ibáñez, Miró, etc. Madrid : Espasa Calpe, D.L. 1962

Novedades en el diccionario académico : la Academia Española trabaja. Madrid : Aguilar, D.L. 1963

Crítica profana : Valle-Inclán, “Azorín”, Ricardo León. Madrid : Espasa Calpe, 1964

Cosas del lenguaje : etimología, lexicología, semántica. Madrid : Espasa Calpe, 1973

Diccionario histórico de la lengua española / Seminario de Lexicografía ; director, Julio Casares ; subdirector, Rafael Lapesa Melgar ; redactor jefe, Salvador Fernández Ramízez. Madrid : Real Academia Española, 1960-1966

Diccionario ideológico de la lengua española : desde la idea a la palabra; desde la palabra a la idea. Barcelona : Gustavo Gili, 1987

Aun siendo su obra magna, Julio Casares debería ser conocido por mucho más que por su diccionario. Lo que muchos ignoran es que además de lexicógrafo, también fue diplomático, académico de la lengua, crítico literario y  políglota excepcional. Traducía 18 lenguas, entre ellas francés, inglés, alemán, ruso, japonés, sueco, portugués e italiano.

Pero es que Casares tenía además un gran talento musical. A los nueve años dio un concierto de violín en el Teatro Principal de Granada, y a los dieciocho ya formaba parte en Madrid de la orquesta del Teatro Real. Luego abandonaría la música para orientarse hacia la diplomacia y dedicarse al estudio del Derecho y de lenguas extranjeras, entre ellas el japonés, que aprendió en año y medio.